Processed with VSCOcam with c1 preset

¿No les ha pasado que tienen que hacer algo para cierta fecha pero en vez de trabajar en lo que realidad tienen que hacer, se ponen a revisar sus redes sociales, ven videos en youtube, miran películas o deciden darse un buena cuaje? Y saben que no debería estar haciendo esas cosas pero aun así les pela así nivel experto. Creo que todos conocemos bien como se siente.

Hoy les quiero contar un pequeño secreto. Un secreto que solo Mariana (Words Of An Overthinker) sabe sobre mi; y lo sabe porque hace unos meses compartimos el mismo hobby. Yep, la procrastinación. Eso que hacemos cuando tenemos cosas importantes que hacer y las dejamos para después. Pero cuando nos damos cuenta que ya es muy ‘después’ , empezamos a desear haber realizado dicha tarea antes. Es un mal hábito que nos come vivos.

Yo era tan buena procrastinando, que juro que ya era parte de The Royal Family of Procrastination. Llegue a un punto en donde en realidad hacia las cosas unas 3 o 2 horas antes de entregarlas. Al principio se me hacia una idea maravillosa, porque en mi mente yo miraba que tenia tiempo para hacer las cosas que me gustaban, tales como ver videos en youtube, tumblr, instagram y Wattpad, y ¿A quien no? Pero después de un tiempo las cosas que realmente tenía que hacer se fueron acumulando, a tal punto en donde dejaba de entregar tareas. ¿Cuál era mi excusa? “No me da tiempo” 

Big error! 

¿Y como me di cuenta que tenia que dejar de ser una haragana? – STORY TIME…Como les estaba contando, deje de entregar tareas o las entregaba a medias, y un día recuerdo que entregue unos croquis mal pintados e incompletos. El problema con esa entrega era que valía un porcentaje alto de las notas. Long story short, la semana siguiente tenía que llevar los 10 croquis que había entregado incompletos, más otros 10 croquis. En total 20 figuras humanas.

Ese fin de semana llore y sude sangre. Sentía que no me iba a dar tiempo de terminarlos y aparte de eso, también pensaba que no me iba a dar tiempo de realizar las otras tareas. Al final si hice todo lo que tenia que hacer pero sufrí como nunca había sufrido en mi vida. Otra pequeña historia personal, hace unos meses tuve la oportunidad de hacer un casting para un programa de televisión internacional. Cuando me enviaron el correo recuerdo que estaba en tumblr viendo fotos a.k.a perdiendo tiempo, entonces solo medio leí el mail. Los días pasaron y cuando volví a leer el correo me di cuenta que ya había pasado la fecha limite. ¿Que pasó? Perdí una gran oportunidad. Fue allí en donde me di cuenta que no podía seguir siendo una procrastinadora. Así que me quite la corona…

No dejen que la procrastinación tome el control de su vida. Aquí les dejo una lista de los pasos que llevo acabo cada vez que quiero acostarme en el sillón y rascarme la panza en vez de realizar lo que realidad tengo que hacer. Estoy más que segura que les va ayudar…

  1. Establece metas. Tanto como para las personas que aún siguen el colegio, universidad o ya tiene un trabajo, es importante saber cuales son nuestras metas (Personales o laborales), no importa si son de corto, mediano o largo plazo. Es mejor si las escriben en un papel. Esto es porque así es más fácil recordarse de ellas, a que tener que buscarlas en la memoria. Por ejemplo, yo las tengo apuntadas en mi agenda y en un pedazo de cartulina que está pegado en mi cuarto. Así nunca me olvido de ellas y aparte me sirven de motivación.

  2. Hacer un horario. Suena childish pero funciona. Tener una hora o fecha tope para todos los tasks/tareas que tenemos que realizar nos ayuda a en realidad hacerlos. Esto es porque teniendo planificado todo, no nos deja mover nada. Ya que si lo hacemos comprometemos las otras actividades que ya tenemos planeado para el resto de la semana.

  3. Dividir el trabajo. Cuando nos dan un tiempo de entrega de 1 semana o más, ¡Aprovenchenlo! Esto nos da la oportunidad de realizar el task por partes. Cuando es un proyecto grande es imposible terminarlo en un día – créanme, yo he tratado. Esto es porque la mente se satura y se fatiga de hacer lo mismo por tanto tiempo. Así que planifiquen hacer un poco cada día. Cuando sientan, ya van a tener todo terminado.

  4. Hacer citas de estudio/trabajo. Aunque no siempre en la vida van a trabajar con alguien más, a veces tener a una persona más a tu lado o un grupo de amigos trabajando juntos nos motiva también a trabajar. Llama a tus amigos y ayudense entre ustedes a alcanzar sus metas.

  5. Buscar a alguien que ya alcanzó una meta similar a la nuestra. Hay varias personas en el mundo que comparten el mismo sueño o una meta similar al nuestra. ¿Quienes son esas personas? ¿Ya saben quienes son? ¡Perfecto! Ponganse en contacto con ellas. No solo conocen, sino que también hacen nuevos amigos. A veces saber sobre los logros de alguien más y como es que los lograron, nos motivan a seguir trabajando en los nuestros.

  6. Dejar el miedo debajo de la cama. El miedo es el peor enemigo que podemos tener. ¿Estan eperando el momento indicado para realizar algo? Dejen de esperar ese momento, nunca les va a llegar. Para mi, esta es una de las razones principales por las cuales las personas les gusta procrastinar, o por lo menos era una de las razones para mi. Yo no hacia lo que debía hacer porque me daba miedo salir de mi zona de confort. Lo mejor de llegar alcanzar una de nuestras metas es haber disfrutado del camino. No importa si nos caemos 1,000 veces. Si en esas mil veces aprendimos y nos levantamos, el objetivo se logra. Algo que yo he aprendido es que siempre va haber gente que va a estar más que dispuesta para ayudarnos a alcanzar nuestras metas. Pero también tenemos que nosotros intentar.

  7. ¿Esto me va ayudar a alcanzar…?. Cada vez que sientan que están procrastinando, háganse esa pregunta. ¿Lo que están por hacer los va ayudar de alguna manera a alcanzar sus metas? Si la respuesta es no, entonces dejen de hacerlo. No esperen que las cosas les caigan del cielo. Trabajen y luchen por ellas…

No les estoy diciendo que dejen de ver sus series favoritas o que dejen de leer su libro favorito. Pero una cosa es ver una película y otra es ver una maratón de Harry Potter en un martes. La clave aquí es saber administrar bien nuestro tiempo. Créanme que al final la satisfacción de alcanzar alguna de nuestras metas es más grande que haber dormido unas 3-4 horas en la tarde.

¡Hasta el proximo post!

Firma

Advertisements
Posted by:Gato Martínez

Lifestyle blogger, film student and digital content creator.

3 replies on “7 TIPS PARA ALCANZAR METAS

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s